Entrevista a Sandra Guida

Sandra Guida es cantante, actriz y bailarina y ha recibido numerosos premios a lo largo de su extensa carrera. Protagonizó importantes musicales, entre los que se destacan Chicago, Cabaret, El beso de la mujer arañaEl diluvio que viene.

  1. ¿Cómo fue tu formación vocal desde lo educativo y también desde las oportunidades y necesidades laborales?

Mi formación vocal comenzó posteriormente a mi desarrollo como cantante. Las patologías (disfonías, hiato, esbozos nodulares) que sobrevinieron por el mal uso de la voz y la falta de técnica, me llevaron a tomar clases de canto y fonoaudiología. Después de solucionar las patologías (completando el tratamiento con homeopatía), continúe y continuó desarrollando la técnica vocal, además de controles y mantenimientos en interconsulta con otorrinolaringólogo, fonoaudióloga y profesor de canto.

  1. ¿Qué relación sentís entre tu cuerpo y la Voz, entre ser bailarina y cantante?

La relación entre bailar y cantar desde lo técnico es la respiración . El cantante/bailarín  debe estar entrenado aeróbicamente y tener su musculatura abdominal y dorsal tónica. Debe tener entrenado el apoyo y la resistencia, poder sostenerse con los abdominales bajos, emitir la voz con apoyo costodiafragmático y controlar la agitación de la respiración superior para que no influya en la emisión de aire. Cuando he tenido este tipo de desafíos como en Chicago El Musical, Jazz Swing Tap o Kiss of the Spider Woman entre muchos, he entrenado las canciones realizando ejercicios aeróbicos simultáneamente (trotar en cinta, bici, remo, escalador o directamente escalera) hasta adquirir un equilibrio respiratorio según la exigencia vocal de cada canción.

La relación entre cantar y bailar desde lo personal es la sensación de completud.  Son expresiones del ser en mi caso complementarios, entiéndase bailar también como el gesto poético que acompaña y completa una interpretación o a un personaje.

  1. ¿Hacés calentamiento vocal? ¿Cómo es?

Sí, hago calentamiento vocal. Pero antes hago un corto entrenamiento corporal aeróbico para tonificar todo el cuerpo. Eso deja ya todo el aparato fonatorio irrigado y favorece la vocalización. Antes de comenzar con lo vocal hago un masaje del hioides y los músculos del cuello. Después hago vocalizaciones de vibración, resonancia en máscara, elongación y escalas.

  1. ¿Cómo te describís como docente? ¿Sobre qué hacés hincapié?

Como docente he desarrollado un método personal que se llama técnica de interpretación, audición y repertorio. Realizo una pirámide de trabajo basada en la coherencia de elementos fundamentales como son: la comprensión, la intención, la emoción, el sonido y el cuerpo y así llegar al arreglo vocal.

0
  Entradas relacionadas
  • No related posts found.

Add a Comment